Compartir

 

Muchos pensamos que dominamos al mundo con nuestras mujeres y no siempre tomamos la decisión correcta a la hora de ir a la cama, pero esto no siempre es así.

Para que mejores tu vida amorosa completamente te traemos algunos errores que puedes evitar que seguro estas cometiendo con tu pareja y no lo sabes.

Alguna vez has notado que las mujeres NUNCA se sienten atraídas por los chicos buenos, que hacen todo lo que una mujer les pide como si fueran órdenes de una reina?

Claro que lo has notado.

Como yo, estoy seguro que has sido el chico bueno que las pasa invitando a cenar y regalándoles flores, el que siempre está ahí en MSN dispuesto a escuchar todos sus problemas, el que siempre está dispuesto a hacerle favores.

Déjame decirte de una vez que las mujeres no se sienten atraídas hacia este “chico bueno”.

Las mujeres quieren al hombre aventurero, al líder del grupo, al que se divierte con ellas, al hombre que siempre ves rodeado de chicas muertas de la risa, y hasta que te da rabia que la chica que te gusta te ignore con tal de hablar con ese hombre…

¿Sabías que a menudo cometemos errores muy feos y que muchas veces nuestra pareja no dice para no hacernos sentir mal?

Estas pequeñas ilustraciones te mostraran que no debes hacer para tener prosperidad y mejorar con tu pareja.

OLOR A AXILA.


Nada más curioso que los olores: no se ven, no se tocan, ni se escuchan… Pero poseen la increíble capacidad de botarte de la cama y mandarte corriendo por las escaleras en dirección contraria a su fuente de origen.

NADA MÁS QUE CALCETINES.


Él puede tener un gran cuerpo y vestirse con mucho estilo, pero cuando se están yendo a la cama, es preferible que las calcetas no sean lo único que queden cubriendo su cuerpo

LOS QUE HABLAN HASTA POR LAS OREJAS.


“¿Te gusta?” y “¿Estás disfrutando?”, son frases que podrían funcionar. Sin embargo, cuando se repiten demasiado pueden arruinar las cosas con insospechada rapidez. “¡Que por favor se calle!”

UN DESAFORTUNADO GAS.


Cuando te toca el mal del gas… Es simple… No hay vuelta atrás.

LOS ARRÍTMICOS.

Las cosas tienen que fluir, por eso es clave que ambos estén conectados y el ritmo en ese sentido juega un papel fundamental. Nada peor que un hombre con gran energía y capacidad aeróbica, pero que no lleva el ritmo. Está ahí, poniéndole todo la intención del mundo, sin embargo, pareciera que está convulsionando.

CUANDO SE EQUIVOCAN DE NOMBRE.


Se miran a los ojos bajo las sábanas, él toca tu nariz con la suya y en medio de una ardiente noche de pasión, abre la boca y te dice: Romina… Pero tu nombre es Claudia.

LOS QUE SE EMBORRACHARON DEMASIADO.

No cabe duda que el alcohol puede facilitar las cosas e incluso darle un toque mágico a la noche, sin embargo, es un arma de doble filo. Cuando lo ves balbuceando incoherencias en medio de la cama, ya nada tiene sentido.

CUANDO TERMINAN DEMASIADO RÁPIDO.


Y, ¿eso fue todo?

Debido a una serie de mitos, modelos culturales y errores, el hombre creerá que lo hace muy bien, cuando en realidad su pareja no está sintiendo nada.

Vamos a hablar sin tapujos. La verdad es que a las mujeres nos encanta tener el acto casi tanto, o más que a los hombres. Eso sí, siempre y cuando nuestro compañero lo haga bien y nos haga disfrutar plenamente.

Lastimosamente esto es algo que no ocurre tan a menudo con el género masculino, pues aunque muchos de los hombres se consideren los mejores en la cama, la última palabra siempre la tenemos nosotras y a la mayoría les va mal con esto.

Hoy en día hablamos más abiertamente con nuestra pareja y nuestras amistades, por lo que es normal escuchar que un hombre le cuenta a su colega lo bien que lo hace y lo “experto” que es en el tema.

Mientras tanto, es posible que la mujer haya quedado insatisfecha, y la verdad pocas veces su hombre se enterará, ya que solemos ser muy discretas y un tanto “amables” para no hacerlos sentir mal.

La comunicación juega un papel muy importante a la hora de revelar gustos, fantasías y deseos al tener relaciones. Sin embargo, en este punto muchas veces la pareja falla, debido a una serie de mitos, modelos culturales y errores, que le harán creer al hombre que lo hace muy bien, cuando en realidad su pareja no está sintiendo nada, está quedando insatisfecha y no está disfrutando del verdadero placer de disfrutar del acto plenamente.

Para aquellos hombres que están confiados de lo hacen “excelente” y que son los mejores en la cama, a continuación mencionamos los errores más comunes del género masculino a la hora del acto.

Te gusto el contenido, entonces que no quede solo para ti, porque no lo compartes con la familia y los amigos. Solo dale clic al boton compartir.

Comments

comments